Obra

Las ciudades de la luz. De París a Benarés con billete de vuelta

presentación las ciudades de la luzEste libro pertenece al género de la literatura de viajes, entendida ésta como la tentativa de poner en orden e interpretar por escrito el proceso interior de cambio que opera en el viajero durante el viaje exterior.

El título de Las ciudades de la luz alude a la luz singular que alumbra, de forma distinta a cada una, a las tres ciudades principales en las que se centra el trayecto: París, Benarés y Pozoblanco. A ellas están dedicadas las tres partes de las que consta el libro: París, La Ville Lumière, corazón del Siglo de las Luces; Benarés, capital espiritual de la India, lugar de tránsito, iluminación y renacimiento; y Pozoblanco, escenario de la niñez del autor, adonde termina por conducirle su billete de vuelta.

El billete de vuelta simboliza también la conciencia de que todo tiene un final. Hay muchos muertos en estas páginas. Tal vez por ser en el instante de la confrontación con la muerte, propia o ajena, cuando más nos acercamos a las verdades simples que aprendimos de niños. La muerte, al fin y al cabo, resulta ser el último billete de vuelta.

Quien se acerque a esta obra descubrirá, ante todo, una cartografía íntima y sentimental de los efectos que el camino induce en nuestra persona. Y es que mediante la contemplación del entorno acabamos conociéndonos, casi sin querer, a nosotros mismos, pues somos, en el trance de viajar, simultáneamente observador, instrumento de medida y objeto de ensayo de nuestra propia conciencia.

Javier Redondo Jordán

«El autor de Las ciudades de la luz es un escritor de raza, de cuerpo entero y de claro futuro [...]. Sus páginas están escritas con extrema pulcritud gramatical, sólido pulso narrativo, autoridad filosófica y exquisito gusto literario.» Fernando Sánchez Dragó, Prólogo a Las ciudades de la luz.

«Me he encontrado a un joven escritor con ideas propias y maduras que emprende un viaje a las ciudades de la luz, en busca de las palabras, de sí mismo, y de los otros, protagonistas también de este libro autobiográfico que tiene mucho de bildungsroman.» Pérez Zarco, El pisapapeles de Karlsbad.

«[Javier Redondo Jordán] Nos va narrando las innumerables imágenes que traspasan sus antiparras y pasan a ser analizadas emocional y racionalmente. No se escapa matiz, no se olvida arista estructural de la composición; es la cuidada tarea de un hombre atribulado por comprender la vida, el mundo y, sobre todo, a sí mismo.» Demián, viajeanada.blogspot.com.es.

Puede adquirir el libro en formato e-Book aquí: Las ciudades de la luz. De París a Benarés con billete de vuelta.

 

Sombras en la retina. De Nueva Delhi a Benarés. Un cuaderno de viaje

sombras en la retina Delhi Benarés IndiaComo en todo viaje de iniciación, los primeros pasos siempre tienen un propósito, aunque luego la vida conduzca al viajero a su capricho por caminos extraños. Este libro cuenta cómo el viajero vislumbró en sueños su propio laberinto, que tenía la forma de un gran templo oriental rodeado por la bruma con la que los miedos desdibujan la razón, y tuvo que materializar la metáfora de su subconsciente y realizarla para librarse del peso de su influjo.

En su viaje a Benarés identificó el Templo Dorado de Vishwanath con su dédalo onírico, penetró en sus venas de piedra antigua hasta hallar su corazón y, una vez en el centro del laberinto, sostuvo la mirada del Minotauro, que no era otra cosa que su propia mirada reflejada en el escudo de la Gorgona, la misma apenas vislumbrada en los ojos de aquella niña de Jhunjhunu, y el monstruo buscó en las entrañas de su adversario las respuestas que éste tanto anhelaba y así dar muerte a la persona que el viajero solía ser para convertirlo en quien hoy es, escapando al fin victorioso y renovado del laberinto, como Teseo, como Ulises, rico en saber y en vida.

Los ojos terribles del Minotauro del laberinto indio son hoy oscuras sombras en la retina, ese mal de los viejos y los miopes, de quienes buscan su vida en el presente, pues la lejanía del porvenir resulta, a sus ojos, ininteligible y borrosa, de quienes sólo aprecian lo que se encuentra más a mano, en su propio interior, de quienes saben que adonde tienes que ir es a ti solo, de quienes la memoria es al mismo tiempo aliado y enemigo que poco a poco va ensombreciendo el alma y la mirada. Ese mal de quienes el día del último viaje sorprenderá ciegos de tanto recordar.

Puede adquirir el libro en formato e-Book aquí: Sombras en la retina. De Nueva Delhi a Benarés. Un cuaderno de viaje.

 

Rajastán. Un cuaderno de viaje

Rajastán IndiaLa India es mentira. Pienso en ella y la recuerdo como se recuerda a una amante apasionada y traicionera al mismo tiempo, como se añora a la mujer de la que uno se enamoró, cuyos rasgos, aún hermosos, son hoy lo único apenas reconocible, porque su corazón ni a ella misma le pertenece. La memoria es contradictoria, caprichosa y cruel. Nada queda de aquella muchacha de oscuro exotismo que prendó a los novelistas del diecinueve. Lejos se antojan ya los días de las maravillas y la belleza, de las alfombras y las lámparas, de los grandes reyes y los fastos, de los elefantes y los tigres, de las flores y los vinos de juventud. Ahora el espejo de nuestros ojos sólo devuelve una imagen irreal, extemporánea, nimbada por mitos románticos y coloniales cuyas ruinas se pudren bajo el maquillaje, los abalorios y una mirada perfilada de khol y misterio, hueca, vacía.

Imposible es describir el país de mayores contrastes y polaridades que el mundo haya conocido en un prólogo de unos cuantos párrafos. Eso fue lo que me alentó a escribir este libro, que está basado en el cuaderno de viaje que con tanta disciplina y sacrificio fui escribiendo entre dunas, polvo, moscas, selvas, mosquitos, tormentas, lluvia y nieve, arrumbado en el suelo de los trenes, encaramado a la baca de los autobuses, de autoestop en motocicletas y camiones, en pequeños rickshaws y en jeeps que ascendían a toda velocidad tortuosas laderas de montañas al arrimo de carreteruchas sin quitamiedos.

En dos meses recorrí la India de arriba abajo. Pero sesenta días no dan para comprender un país tan dispar como la India, aunque sí permiten hacerse una idea cercana. Sin embargo la visión que uno traiga consigo del país diferirá inevitablemente con la que otro haya experimentado. Por eso sostengo que no hay una sola manera de mirar la India. Por eso la India es una experiencia interior, íntima y personal.

Es ése el motivo por el que todo lo vertido en este libro es mentira. Pero es mi mentira. Y es en estas páginas donde expongo lo que yo vi, lo que yo oí, lo que yo sentí, lo que yo hice y lo que ocurrió a mi alrededor tal como yo lo percibí. Ésta es mi versión, sólo la mía, y es aquí donde la cuento.

Puede adquirir el libro en formato e-Book aquí: Rajastán. Un cuaderno de viaje.
 

Benarés. Un cuaderno de viaje

Benarés India cuaderno de viajeÉsta es una recopilación de todo cuanto he escrito sobre Benarés en otros libros. El influjo de de la Ciudad de la Luz se impregnó en ellos de manera fragmentaria y he creído oportuno reunirlos para darles coherencia y unidad.

Dicen que Benarés es un estado de consciencia, y no les falta razón. En estas páginas se narra un recorrido literario por sus rincones, por sus luces y sus sombras, entre los que destacan la visita a los ghats a la orilla del Ganges, la Ganga Aarti en el Dasaswamedh Ghat, los paseos en barca por el río, las piras donde se queman los cadáveres en el Manikarnika Ghat y del Harishchandra Ghat, las callejuelas donde puede uno encontrarse una vaca obstaculizando el paso en mitad de un callejón, los restos de cultos cristianos españoles y el acceso al Templo Dorado, prohibido para extranjeros.

«Se trata de un buen libro bien narrado sobre la experiencia de un solitario viajero a la ciudad sagrada de la India de Benarés. El libro consigue lo más importante: entretener, informar y con un estilo narrativo sólido y poético.» Javier Ramos, Amazon.

Puede adquirir el libro en formato e-Book aquí: Benarés. Un cuaderno de viaje.

presentación las ciudades de la luzPresentación de «Las ciudades de la luz»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *